Connect with us

VENEZUELA

Venezuela toma provecho del mercado petrolero – Últimas Noticias

Los miembros de la Opep y los aliados países productores decidieron distribuir entre julio y agosto próximos el alza de 432.000 barriles diarios prevista para septiembre, y así elevar a 648.000 barriles diarios la producción de cada mes, muy a tono con el deseo de aprovechar los altos precios causados por las sanciones aplicadas por EEUU y Europa a la exportación del petróleo ruso; y por la ligera reanimación económica estimulada por el descenso del Covid19.
Y detrás de aprovechar los altos precios del petróleo se halla el interés mayor de intentar darle equilibrio al mercado, a sabiendas de que la actual turbulencia económica mundial provocada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Otan, puede desatar una estanflación, recesión con inflación, la cual podría reducir la demanda del hidrocarburo y hacer retroceder los precios del petróleo.
El comunicado emitido por la Organización estima que hay un crecimiento de la demanda global debido a la apertura de centros económicos mundiales, tras haberse aliviado la pandemia de Covid-19 y los mantenimientos estacionales de las refinerías, al tiempo que destacó la importancia de que “los mercados sean estables y equilibrados, tanto para el petróleo crudo como para los productos refinados”.
La decisión de la Opep más diez países productores, Opep+, tiene lugar días después de que la Unión Europea aprobara aplicar más bloqueos a las exportaciones de petróleo ruso, para configurar un cuadro de mercado alcista en los precios, desequilibrado en la producción, y alterado en las cadenas de distribución del hidrocarburo.
En este escenario, por los acertados disparos en contra sus pies, escupitazos en la frente pues, el Viejo Continente podría enfrentarse a una preocupante escasez de combustible este verano debido a la contracción de los mercados petroleros. Es la predicción realizada por el máximo responsable de la Agencia Internacional de Energía, AIE, Fatih Birol, a Der Spiegel de Alemania.
«Cuando comience la principal temporada navideña en Europa y Estados Unidos, la demanda de combustible aumentará. Entonces podríamos ver escasez. Por ejemplo, de diésel, gasolina o queroseno, particularmente en Europa», afirmó Birol.
Incluso, el máximo responsable de la AIE, organismo nacido para responder a la Opep y que aglutina a los países consumidores, también advirtió que la crisis energética actual es «mucho más grande» que los shocks petroleros de la década de 1970 y que también duraría más.
«En aquel momento, sólo se trataba de petróleo», afirmó Birol. «Ahora tenemos una crisis del petróleo, una crisis del gas y una crisis de la electricidad simultáneamente”.
En este contexto, con el propósito de aportar para el equilibrio del mercado Venezuela arreció en sus exigencias para que EEUU elimine las ilegales sanciones y, en su andar, recién logró que atenuara algunas pocas; ahora la estadounidense Chevron, la italiana ENI y la española Repsol, instaladas en territorio nacional bajo la figura de empresas mixtas, pueden exportar limitados volúmenes de crudo a Europa.
Según Reuters, agencia muy vinculada al Departamento de Estado, los volúmenes de crudo venezolano que se permitirán ir a Europa no serán tan grandes y no generarán más efectivo para el gobierno del presidente Maduro. El pago de los envíos tomaría la forma de pago de deuda y dividendos. Los envíos podrían comenzar en julio, dice.
Así las cosas, el petróleo continúa en alza. Los productores y especuladores del mercado a futuro elevaron los precios del crudo a principios de esta semana, después de que Arabia Saudita dijera el domingo que subiría los precios del petróleo para la mayoría de las regiones, excepto Estados Unidos.
El Arab Light ahora está más caro para el mercado europeo. Arabia Saudita aumentó el precio del grado que es similar al de los Urales de Rusia en 2,20 dólares para los compradores europeos, a 4,30 dólares por barril sobre el crudo Brent, el cual superó los $120 por barril una vez más, seguido de cerca por el West Texas Intermediate a más de $119 por barril, en el momento de escribir este artículo.
«Pocos días después de abrir un poco más los grifos, Arabia Saudita no perdió tiempo en aumentar su precio de venta oficial para Asia, su mercado principal… al ver los efectos colaterales en los futuros abiertos en todo el espectro del mercado petrolero», Stephen Innes, gerente socio de SPI Asset Management, dijo en una nota citada por Reuters.
El precio del crudo venezolano promedió 88,70 dólares durante mayo pasado en los mercados internacionales, mientras la producción petrolera hizo lo suyo en 779.500 barriles diarios, revela un informe de Pdvsa.
Los datos revelan que el precio del petróleo marcador venezolano, Merey16, avanzó 5,3 dólares respecto al promediado en abril pasado, mientras escaló 33,81 dólares con relación al fijado en diciembre de 2021.
Por su parte, el precio medio del barril de la OPEP subió en mayo a los 113,94 dólares, desde los 105,52 dólares del mes anterior, un 7,98%. En los últimos doce meses el precio del barril de petróleo de la OPEP ha aumentado un 70,29%.
La producción petrolera de Venezuela tuvo un cierre puntual en mayo de 824.200 barriles, superior al promedio alcanzado en lo que va de año, de 793.000 barriles diarios.
Dentro de sus principios de hacer respetar la soberanía nacional y proteger y elevar las rentas del Estado ante los manejos siempre turbios de las compañías petroleras, el médico falconiano Gumersindo Torres (1875-1947), ministro de Fomento del gabinete de Juan Vicente Gómez, en 1930, ordenó a los inspectores técnicos la vigilancia estricta y la explotación exacta de cada pozo.
La orden fue dada al recién creado el Servicio Técnico de Inspección de los Hidrocarburos, como respuesta al rechazo vigoroso de las petroleras a la petición del Colegio de Ingenieros de ayuda para formar geólogos, ingenieros petroleros y otros profesionales.
 Era una de sus facetas. Aníbal Martínez, en su Cronología del Petróleo Venezolano, testimonia que apenas un mes después de haber sido nombrado ministro de Fomento, en septiembre de 1917, Torres anuncia una nueva política petrolera nacional, tras considerar que “no debía seguirse otorgando a ciegas contratos para la exploración y explotación de petróleo”.
Sobre esa orientación Torres crea entonces la Dirección de Minas del Ministerio de Fomento, con el propósito de vigilar y supervisar las actividades de las compañías petroleras. De inmediato establece que los concesionarios pueden explotar la mitad de las áreas otorgadas dejando la otra mitad como Reserva Nacional en manos del Estado, alertando que, finalizada la concesión, el gobierno no está obligado a pagar mejoras de ninguna especie, sino que recibirá las minas con todos sus edificios y maquinarias.
Torres logra entonces que el Congreso Nacional promulgue la primera Ley de Hidrocarburos y demás Minerales Combustibles, el 19 de junio de 1920, la cual aumenta las rentas superficiales, reduce el tamaño de las concesiones, incrementa el área de las reservas nacionales, reduce los artículos de libre importación, permite a los particulares obtener concesiones en sus tierras.
Pero antes de cumplir su primer año, el 22 de mayo de 1921, el ministro de la legación de EEUU en Caracas, Preston Mc Goodwin, obtiene del General Gómez, en San Juan de los Morros, la seguridad de que se cambiarán de manera favorable para las compañías petroleras las disposiciones de la Ley de Hidrocarburos.
“El 27 de mayo de 1921, Goodwin informa al Departamento de Estado que la Ley de Hidrocarburos será modificada y adaptada a los requisitos y sugerencias de las compañías petroleras”, anota Martínez.
Es así como el 02 de junio de 1921, Gómez cede a las presiones y permite que representantes de las compañías petroleras “ayuden” a redactar la nueva Ley de Hidrocarburos. Se elimina la concesión de permisos de explotación a los dueños de la tierra. Se cuadruplica el área permitida para lotes de explotación.
El 24 de junio de 1922 es destituido Gumersindo Torres del ministerio de Fomento.
No obstante, Gómez lo vuelve a designar ministro el 16 de septiembre de 1929 y de inmediato, en octubre, Torres niega la exoneración de impuestos al consumo de la gasolina vendida por West India Oil, cuestiona a la Lago Petroleum porque el hospital de la empresa en Maracaibo vende las medicinas a personas extrañas, al tiempo que le solicita cancelar los impuestos aplicables a sus 116 concesiones sublacustres.
También exige a la Standar Oil que mejore los servicios de hospitalización de los obreros en el campamento Quiriquire, estado Monagas. Fija en Bs 15.000 por hectárea el impuesto inicial de explotación y en 15% la regalía. Obliga a las empresas petroleras a pagar 12,5 millones de bolívares por servicios atrasados en las boyas del Lago de Maracaibo. Pide a la New Yor Bermudez Company prescindir del acuerdo mediante el cual paga al fiscal que las inspecciona, “para el decoro, seriedad y buen nombre de la Administración Pública”.
En la búsqueda de romper con esas ataduras, el médico y político venezolano, calificado de incorruptible, narra que cuando asumió por primera vez la responsabilidad de ministro de Fomento, en 1917, tuvo que encargarse de setenta contratos para la explotación de petróleo, sometidos todos por personas de la política y de la familia del presidente General Juan Vicente Gómez (1908-1935), “quienes me urgían tanto que hube de manifestar en Gabinete mi firme resolución de no despacharlos aprobándolos, porque yo nada sabía de tal materia”.
Ninguno de los ministros sabía de petróleo, acota Torres, quien como ministro de Fomento se encargó de la promoción de leyes y reglamentos que limitasen la explotación de los recursos naturales por parte de compañías extranjeras, propuso tomar un tiempo de estudio y los resultados fueran presentados en forma de un decreto ejecutivo reglamentario sobre esas explotaciones.
 “Autorizado, pues, unánimemente por el Gabinete, comencé a estudiar y devolví los contratos a los interesados, no sin que cayera sobre mí la mala voluntad de cuantos ya tenían, propiamente hablando, negociados sus contratos”.
Torres cuenta que se dedicó con devoción universitaria al estudio de la cuestión del petróleo y las leyes americanas, rusas, mejicanas, que regían su explotación. Luego de meses, presentó el proyecto de un primer decreto “y aunque lo mandé ocho días antes a cada ministro, llegado el día de su consideración, la mayoría absoluta de mis colegas ni siquiera lo había leído”.
Una de esas compañías extranjeras que había recibido en un traspaso turbio la concesión de manos del Dr. Valladares, fue la Caribbean Petroleum Company, propiedad de la holandesa Shell. La transnacional simuló paralizar sus operaciones de explotación para no pagar impuesto alguno. Frente a esto, Torres exigió de igual forma pagar un tributo al Estado de mil bolívares anuales por concesión, más el impuesto superficial de 1.500 bolívares.
“Y vi entonces nuestra ignorancia, la del Gabinete y la mía, pues hemos debido cobrar más…Por más que ganamos en conocimientos, perdimos, durante el desarrollo de la industria en Venezuela, la oportunidad de sacarle mayor provecho y la de aumentar los fondos del fisco nacional”, expresa Torres.
Últimas Noticias es el medio impreso y digital de mayor difusión en Venezuela
Desde aquí puede usted comunicarse vía WhatsApp con la redacción de Últimas Noticias y enviar una carta o mensaje a La Voz del Lector
© 2022 C.A. Últimas Noticias RIF J-00037398-1

source

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.